‘HUNG UP’, LA CANCIÓN POR LA QUE MADONNA TUVO QUE IMPLORARLE A ABBA

#UnDíaComoHoy: La cantante tuvo que escribir una carta a los artistas suecos para poder usar su música en este hit que levantó su carrera.

Madonna le contó a la revista británica Attitude cómo consiguió convencer a los dos autores de las canciones de ABBA de que la permitieran utilizar una de sus canciones. «Les envié un emisario con una copia de la canción y una carta, rogándoles, implorándoles y diciéndoles cuánto adoro su música», ha relatado la cantante en declaraciones que reproduce la edición digital del diario The Sun.

Según esta misma edición, Benny Andersson ha comentado que «recibimos muchas peticiones de gente que quiere usar nuestros temas, pero normalmente les decimos que no. Ésta es sólo la segunda vez que aceptamos. A Madonna le dijimos que sí porque la admiramos y porque su canción nos parece maravillosa. 100% puro pop».

Hasta ese entonces sólo The Fugees había recibido el consentimiento de los autores de ABBA para utilizar un sampling de uno de sus temas. Fue en la canción de 1996 Rumble in the jungle, que contenía un fragmento del The name of the game del grupo sueco.

Todo el éxito de Hung up no se entendería sin el sample de la canción, un fragmento de Gimme! Gimme! Gimme! de ABBA, reconocible por todo el mundo. Con este tema de 1970, la artista consiguió mezclarla de forma magistral con los nuevos sonidos que imperaban en los primeros años de los 2000, con un estribillo potente siempre acompañado de esas manecillas del reloj que marcaban el miedo a perder el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.